Min menu

Pages

NOTICIAS

Migración SEO durante el rediseño de un sitio: la lista de verificación de 2022

Esta es la lista de verificación definitiva para administrar una migración de SEO durante el rediseño de un sitio.

 

¿Está planeando una migración del sitio? La guía útil lo ayudará a cubrir todos los conceptos básicos de SEO para que la transición sea lo más fluida posible.

Pocas cosas pueden destruir el rendimiento de una marca en los resultados de búsqueda más rápido que una migración del sitio mal ejecutada.

Cambiar su nombre de dominio o implementar HTTPS puede ser una buena decisión comercial, pero si no considera cómo reaccionarán los motores de búsqueda ante este cambio, es casi seguro que recibirá un gran golpe en el tráfico de búsqueda. orgánico.

Use la siguiente lista de verificación de SEO para prepararse para desarrollar un plan de migración para su sitio web.

1. Considere cuidadosamente si la migración es la opción correcta

La migración de un sitio casi siempre dará como resultado una pérdida temporal de tráfico: Google necesita tiempo para procesar el cambio y actualizar su índice en consecuencia. Una migración del sitio ejecutada cuidadosamente puede minimizar las fluctuaciones del tráfico y, en el mejor de los casos, Google tratará el nuevo sitio como si fuera el original.

Sin embargo, este es solo el mejor de los casos. La realidad es que las migraciones de sitios, por sí mismas, generalmente brindan poco o ningún beneficio de SEO y no eliminan las penalizaciones de los motores de búsqueda. (Es por eso que los SEO a menudo usan las migraciones de sitios como una oportunidad para realizar mejoras de SEO, como optimizar la estructura del sitio, reparar enlaces rotos, consolidar páginas redundantes y mejorar el contenido).

Con todo esto en mente, ¿cuándo vale la pena migrar un sitio?

  • Cuando se necesita un cambio de marca fuerte.
  • Cuando la migración generará prensa y enlaces.
  • Cuando el sitio debe moverse a HTTPS (uno de los raros casos en los que la migración por sí sola ofrece una ganancia de SEO).

2. Use un servidor de prueba para su migración de SEO durante el rediseño de un sitio:

Nunca realice una migración de sitio sin antes probar todo en un servidor de prueba. Compruebe que los redireccionamientos funcionan correctamente y realice todas las siguientes comprobaciones en privado antes de hacerlos públicos. Tratar de hacerlo todo a la vez sin tener que hacer ninguna prueba puede conducir a errores, y si los errores son lo suficientemente graves, pueden hacer que su sitio retroceda unas semanas.

Descargue la lista de verificación de migración de SEO:

 

3. Planee migrar durante una recesión

Una migración bien planificada y supervisada no debería afectar de forma permanente a su tráfico, pero debería esperar una caída temporal. Por este motivo, es mejor migrar durante una parte lenta del año, suponiendo que haya cierta estacionalidad en el rendimiento de su sitio. Una migración del sitio durante o poco antes de las vacaciones siempre es una mala idea. Si bien el objetivo siempre debe ser evitar la pérdida de tráfico, es importante asegurarse de que si pierde tráfico, lo pierda cuando el negocio ya esté lento.

4. Rastrea tu sitio antes de la migración

Rastrea tu sitio con una herramienta como Screaming Frog y no olvides guardar el rastreo para más tarde.

Debe asegurarse de tener una lista completa de URL de su sitio anterior para que nada se pierda en la transición.

Aproveche la oportunidad de identificar errores de búsqueda y redireccionamientos que existen en el sitio anterior. Estos tienden a acumularse con el tiempo. Rara vez encuentro un sitio que no tenga al menos algunos enlaces rotos o redirigidos.

Es absolutamente necesario eliminar o reemplazar cualquier enlace que apunte a páginas 404 durante el proceso de migración. Además, recomiendo enfáticamente actualizar todos los enlaces que apuntan a páginas redirigidas para que apunten a la página final. No desea terminar con cadenas de redireccionamiento después de la migración.

Relacionado:  Elegir el paquete de SEO adecuado para su negocio

Recuerde que es posible que una búsqueda en el sitio no pueda identificar todas las páginas de su sitio. Por ejemplo, si tiene páginas que no están vinculadas a otras páginas de su sitio, no aparecerán en un rastreo. Puede usar sus propios registros y bases de datos para encontrar estas páginas, por supuesto, pero si eso no es posible, puede encontrar estas páginas en sus datos de Google Analytics, así como en un explorador de enlaces como Ahrefs.

Si encuentra páginas huérfanas, asegúrese de actualizar el sitio y vincular a esas páginas durante la migración. Es mucho menos probable que estas páginas atraigan tráfico de motores de búsqueda si no están vinculadas al resto de su sitio.

Descargue la lista de verificación de migración de SEO:

 

5. Compare sus análisis

Haga una copia de sus datos de Google Analytics; Necesitará esta información para poder identificar rápidamente si se pierde tráfico después de la migración.

Si está perdiendo tráfico, exporte los datos de Analytics de su nuevo sitio y haga una comparación en paralelo con los datos de su sitio anterior, para que pueda identificar exactamente qué páginas han perdido tráfico. En muchos casos, la pérdida de tráfico estará aislada en páginas individuales, en lugar de ocurrir en todo el sitio.

También puede identificar y tomar nota de sus principales páginas de enlaces utilizando una herramienta como Ahrefs. Después de la migración, querrá prestar especial atención a estas páginas y monitorearlas de cerca. Si pierden tráfico, es una señal de que la autoridad no se transfiere correctamente de su sitio anterior al nuevo. Estas páginas son las que más contribuyen a su autoridad, por lo que las pérdidas aquí pueden afectar el rendimiento general de su sitio.

6. Asignación de todas las URL modificadas de antiguas a nuevas

Debe tener una hoja de cálculo que enumere todas las URL antiguas y todas las URL nuevas.

Idealmente, durante la migración de un sitio, todas las páginas antiguas existen en el nuevo sitio. Obviamente, eliminar una página elimina su capacidad para capturar el tráfico del motor de búsqueda. Además, eliminar demasiadas páginas durante la migración puede hacer que Google concluya que el nuevo sitio no es el mismo que el anterior, lo que hará que pierda su clasificación.

Además, idealmente, la arquitectura de URL debería ser la misma que la anterior, a menos que tenga muy buenas razones para cambiarla. Si planea cambiarlo, una migración del sitio puede parecer el momento perfecto para hacerlo, pero debe tener en cuenta que hacerlo puede hacer que Google lo considere un sitio completamente diferente. Si hace ambas cosas al mismo tiempo, no podrá determinar si las caídas de tráfico son el resultado de un cambio en la arquitectura o la migración del sitio.

Otra razón para mantener la misma arquitectura es que le permite usar expresiones regulares en su archivo .htaccess para redirigir fácilmente desde sus páginas antiguas a las nuevas. Esto pone menos carga en su servidor que nombrar las redirecciones una por una, y hace que el proceso de configuración de las redirecciones sea mucho menos complicado.

7. Actualizar todos los enlaces internos

Los enlaces HTML de su nuevo sitio deben apuntar al nuevo sitio, no al anterior.

Puede parecer obvio, pero a medida que avanza en el proceso, rápidamente se dará cuenta de lo tentador que puede ser dejar los enlaces sin cambios, ya que de todos modos redirigirán a la nueva URL. No sucumba a esta tentación. Además de la carga del servidor, que ralentiza el rendimiento del sitio, los redireccionamientos pueden disminuir su PageRank.

La mejor manera de reescribir los enlaces es realizar una operación de búsqueda y reemplazo en su base de datos. La operación debe realizarse de tal manera que actualice el nombre de dominio sin cambiar la estructura de la carpeta (suponiendo que mantenga la misma estructura de su sitio).

Escriba sus operaciones de búsqueda y reemplazo cuidadosamente para que solo se actualice el texto que contiene una URL. Por lo general, desea evitar actualizar su nombre de marca y URL con la misma operación de búsqueda y reemplazo.

Descargue la lista de verificación de migración de SEO:

 

8. Canonizar todas las páginas nuevas

Verifique que la canonicalización en el nuevo sitio se refiera al nuevo sitio y no al antiguo. Canonicalizar al sitio anterior puede ser desastroso, ya que puede evitar que se indexe el sitio nuevo.

Recomiendo canonicalizar automáticamente todas sus páginas en el nuevo sitio (excepto, por supuesto, las páginas que deben canonicalizarse en otra página). En combinación con los redireccionamientos, esto le dice a Google que el nuevo sitio es, de hecho, la nueva ubicación del sitio anterior. De todos modos, se recomienda la canonicalización automática en todo el sitio, ya que los parámetros de URL crean contenido duplicado que siempre debe ser canónico para la URL sin parámetros.

9. Resolver problemas de contenido duplicado

Varios errores durante el proceso de migración pueden generar problemas de contenido duplicado. Sea consciente de estos problemas y tome medidas para evitarlos:

Si se publican ambas versiones múltiples de una URL, se duplica el contenido. Si la canonicalización automática está configurada correctamente, eso debería solucionar el problema, pero aun así recomiendo configurar reglas de redirección en .htaccess para que solo se pueda acceder a una versión de la página. Asegúrese de que los enlaces sean consistentes para evitar redireccionamientos desde enlaces internos.
Las direcciones IP deben redirigir a las URL.

Tenga cuidado con las carpetas que conducen al mismo contenido, especialmente las carpetas "predeterminadas".

Verifique que solo se use HTTPS o HTTP y que solo se pueda acceder a la versión www o no www del sitio. Otros deben redirigir al sitio correcto.

Si su sitio tiene una función de búsqueda, las páginas de resultados de búsqueda no deben indexarse.

Mencioné esto anteriormente, pero la canonicalización automática debe estar en su lugar para evitar la duplicación de contenido creado por cadenas de consulta de URL.

10. Identifique y aborde las páginas eliminadas

Mencioné anteriormente que, en general, debe evitar eliminar páginas durante la migración. Si simplemente es necesario eliminar algunas páginas con fines de etiquetado, siga estos pasos:

  • Haz una lista de todas las páginas.
  • No redirija las páginas antiguas al sitio nuevo.
  • Eliminar todos los enlaces de estas páginas.
  • Elimine las páginas del sitio anterior y déjelas redirigir al 404.
  • Si hay un reemplazo adecuado para la página, configure una redirección y cambie todos los enlaces para que apunten a la nueva página. Solo debe hacer esto si la página de reemplazo tiene el mismo propósito que la página anterior.
  • No redirija las páginas eliminadas a la página de inicio (también conocida como "soft 404"). Si no hay un reemplazo adecuado para una página, debería ser 404. Un 404 es solo un error si vincula a la página.

11. Asegúrese de que haya una página 404 personalizada

Una página 404 personalizada facilita que los usuarios naveguen por su sitio y encuentren algo útil si llegan a una página que ya no existe.

12. Administrar y enviar mapas
del sitio Mantenga su mapa del sitio anterior en Google Search Console y también agregue el mapa del sitio para el nuevo sitio. Pedirle a Google que rastree el mapa del sitio antiguo y descubra las redirecciones es una buena manera de acelerar el proceso.

Descargue la lista de verificación de migración de SEO:

 

13. Mantenga el análisis en su lugar en todo momento

Instale Google Analytics en el nuevo dominio y comience a funcionar mucho antes de lanzar el sitio al público. No desea que falten datos durante la transición, y es importante monitorear cualquier cambio en el tráfico durante la migración.

14. Redirigir todos los enlaces modificados

Como se mencionó anteriormente, la forma ideal de configurar sus redireccionamientos es usar una expresión regular en el archivo .htaccess de su sitio anterior. La expresión regular debe simplemente reemplazar su nombre de dominio, o reemplazar HTTP con HTTPS si está realizando una migración SSL.

Para todas las páginas en las que esto no sea posible, deberá configurar una redirección individual. Asegúrese de que no entre en conflicto con su expresión regular y no produzca cadenas de redireccionamiento.

Pruebe sus redireccionamientos en un servidor de prueba y verifique que no produzca errores 404. Recomiendo hacer esto antes de que los redireccionamientos se activen en su sitio público.

Tenga en cuenta que una vez que los redireccionamientos se activan, su sitio se ha migrado de manera efectiva. El nuevo sitio debe estar en perfectas condiciones antes de configurar los redireccionamientos.

15. Mantén el control del antiguo dominio

A menos que el propósito de la migración sea vender el dominio original, recomiendo enfáticamente no ceder el control del antiguo dominio. Idealmente, el antiguo dominio debería redirigir al nuevo, página por página, indefinidamente. Si se pierden estos redireccionamientos, también se perderán todos los enlaces entrantes obtenidos por el sitio anterior.

Algunos profesionales de la industria afirman que puedes ceder el control del antiguo dominio una vez que Google deja de indexarlo, pero yo nunca te aconsejaría que hicieras eso. Si bien es posible que Google atribuya los enlaces que apuntan al sitio antiguo al sitio nuevo, incluso sin la redirección, eso es confiar mucho más en el motor de búsqueda de lo que nunca recomendaría.

Descargue la lista de verificación de migración de SEO:

 

16. Supervise el tráfico, el rendimiento y las clasificaciones

Vigile de cerca su tráfico de búsqueda y referencia, revisándolo diariamente durante al menos una semana después de la migración. Si hay cambios en el tráfico, profundice en el nivel de la página y compare el tráfico en el sitio antiguo con el tráfico en el sitio nuevo para identificar qué páginas han perdido tráfico. Estas páginas, en particular, deben inspeccionarse en busca de errores de rastreo y problemas de vinculación. Si es posible, puede continuar obteniendo enlaces externos que apuntan a la versión anterior de la página modificada a la nueva.

Es igualmente importante vigilar de cerca las páginas con más enlaces, tanto por autoridad como por número de enlaces externos. Estas páginas juegan el papel más importante en la capacidad de clasificación general de su sitio, por lo que los cambios de rendimiento aquí son indicativos del rendimiento general de su sitio.

Use una herramienta como SEMrush para monitorear sus clasificaciones para sus palabras clave objetivo. En algunos casos, esto le indicará si algo está sucediendo antes de que se note un cambio en el tráfico. También lo ayudará a determinar qué tan rápido Google indexa el nuevo sitio y si elimina el sitio anterior del índice.

17. Marca fechas en Google Analytics

Utilice las anotaciones de Google Analytics para marcar las fechas críticas durante la migración. Esto lo ayudará a identificar la causa de cualquier problema que pueda encontrar durante el proceso.

18. Asegúrate de que Google Search Console esté configurado correctamente

Deberá configurar una nueva propiedad en Google Search Console para el nuevo dominio. Comprueba que esté configurado para la versión correcta, teniendo en cuenta HTTP vs HTTPS y www vs non-www. Envíe tanto el mapa del sitio antiguo como el nuevo para consolidar el mensaje de que el sitio antiguo ha sido redirigido al nuevo.

Envíe un cambio de dirección en Google Search Console, pídale a Google que rastree el nuevo mapa del sitio y use "buscar como Google" para enviar su nuevo sitio para su indexación. Es increíblemente importante verificar que todos sus redireccionamientos, canonicalizaciones y enlaces estén libres de errores.

Comentarios